Lope de Vega, MUERTOS VIVOS